fbpx
Skip links

Consejos para el mantenimiento de las cerraduras residenciales

Cada día vemos avances positivos en materia de seguridad para dispositivos de cerrajería, como los mecanismos usados en la domótica y las llaves de polímero, sin embargo esto no quiere decir que debamos dejar de lado el mantenimiento. 

Pues si bien es cierto que dispositivos como los anteriores poseen un alto nivel de seguridad, esto solo es garantía gracias a los cuidados que se les dan. Mientras hagas del mantenimiento una constante, cualquier entrada en tu residencia gozará de una capa de protección 24/7. 

Para guiarte paso a paso en la correcta aplicación de mantenimiento para lubricación y limpieza de dispositivos de cerrajería, el equipo de cerrajeros en Mexicali de MyKey ha creado el siguiente artículo. Continúa leyendo y descubre cómo contribuir al bienestar de tu hogar. 

Importancia de darle mantenimiento a las cerraduras

La principal razón de por qué se recalca tanto la importancia del mantenimiento de cerraduras es priorizar que éstas se encuentren en el mejor estado para cumplir sus objetivos de seguridad, esto implica limpiarlas y lubricarlas para prevenir la formación de óxido, acumulación de polvo, etc.

Sin embargo hay que tomar en cuenta que a pesar de tener una rutina de mantenimiento, existen elementos que no podemos controlar y es posible que causen daño a tus cerraduras como el uso y clima.

El objetivo es centrarte en aquello que es posible de mejorar con los métodos y materiales que podrás adquirir en tu cerrajería en Mexicali más cercana. 

Productos para lubricar y limpiar cerraduras

Para el óptimo mantenimiento de tus dispositivos durante el proceso de lubricación y limpieza, existen toda clase de materiales que puedes emplear según el tipo de cerradura que poseas:   

Aire comprimido

Estas latas contienen aire presurizado o comprimido que al expulsarse eliminan el polvo de cualquier superficie y ranura sin llegar a ocasionar daños, esto gracias a la presión con la que se expulsa.  

Aerosol lubricante 

Este producto en aerosol al usarse coloca una capa de protección sobre las zonas donde se aplique, lo que contrarresta los efectos por fricción y acumulación de polvo que pueden afectar el funcionamiento de la cerradura.  

Grafito en polvo 

Ya sea en aerosol, polvo suelto o tomado directamente de un lápiz, el grafito en polvo, te ayudará a darle lubricación a tus cerraduras, además de que prevendrá la corrosión por óxido.  

¿Cómo puedo darle mantenimiento a la cerradura?

Ahora que sabes la importancia del mantenimiento, qué materiales usar y a quién acudir en busca de consejo para optimizar tus dispositivos de seguridad, conoce los pasos que se recomienda seguir durante la limpieza y lubricación de tus cerraduras:  

Lubricación de cerraduras 

Este método, cuando se aplica del modo adecuado podrá facilitar el funcionamiento de la cerradura. A continuación te presentamos las acciones que debes tomar para lubricar tus cerraduras sin necesidad de desarmarlas. 

1. Limpia la superficie exterior

Para garantizar que el producto que vayas a colocar cumpla su función, debes primero limpiar el exterior. Basta con pasar una toalla en seco o ligeramente húmeda sobre la superficie de tu cerradura. 

2. Emplea aire comprimido

Aunque ya hayas limpiado con una toalla, todavía existen lugares que serán imposibles de librar del polvo a menos que apliques aire comprimido Para lograrlo solo coloca la boquilla de la lata sobre la zona, como el ojo de la cerradura y presiona el botón. 

3. Aplica lubricante

Tanto tú como tu cerrajero en Mexicali pueden aplicar el aerosol lubricante sobre el ojo y manilla de la cerradura. Para aplicarlo, similar al aire comprimido, solo necesitas colocar la boquilla del aerosol a una distancia prudente de la zona y accionar el botón.   

4. Distribuye el grafito en polvo 

Adicional al aerosol, puedes esparcir una cantidad de polvo de grafito sobre las mismas áreas. De este modo garantizarás el buen funcionamiento de la estructura.    

5. Inserta la llave

Para concluir solo te queda introducir y girar la llave de casa, si no se atasca sabrás que tanto el lubricante como el grafito se colocaron en las zonas correctas. 

Limpieza interna de cerraduras

Ahora bien, para los casos en donde sea necesario desarmar tu cerradura con el objetivo de realizar una limpieza y lubricación más extrema, te aconsejamos acudir a tu cerrajero en Mexicali para que se lleve a cabo el siguiente proceso:  

1. Desmontar la cerradura 

Un cerrajero en Mexicali está familiarizado con cada parte de las cerraduras, por lo que le será sencillo desmontarla sin causar algún daño, empezando por retirarla de la puerta, para luego desarmar cada una de las piezas. 

2. Limpieza interna

El cerrajero toma cada pieza y con una toalla retira el polvo y suciedad que pueda haber. También podrá usar alguna clase de líquido limpiador si cree conveniente.    

3. Aplicación de lubricante y grafito

Una vez limpia cada pieza se aplica el aerosol lubricante y grafito en polvo en cada sección. Después se dejan reposar un par de minutos para garantizar que estén secas y tengan el producto suficiente. 

4. Montaje de la cerradura 

A lo largo de este paso tu cerrajero en Mexicali se dedicará a devolver cada pieza de la cerradura a su lugar, desde el armado del dispositivo de seguridad hasta el montaje en la puerta de entrada.  

5. Revisión de la cerradura

Una vez instalada la cerradura se efectuarán una serie de pruebas que permitirán comprobar el estado del mecanismo. De encontrar alguna falla el cerrajero tendrá que desmontar o sugerir un cambio de cerradura cuando el daño previo por falta de mantenimiento es demasiado grave. 

Por ello es importante que hagas del mantenimiento de cerraduras una constante en tu vida. En promedio procura limpiar y lubricar superficialmente al menos una vez cada dos meses. 

De necesitar otro tipo de servicio como instalación de alarmas y duplicado de llaves,  recuerda que en MyKey podrás contactar a los mejores cerrajeros en Mexicali, con disponibilidad a domicilio cualquier día del año.